Subasta nº 86: Lotes 355, 357, 451, 1101 - El coleccionismo: La Emblemática e Iconología como potenciadores de la visión

El coleccionismo: La Emblemática e Iconología como potenciadores de la visión

El deseo del Hombre por acopiar cosas bellas dio origen a los grandes conjuntos acumulativos conocidos como "tesoros" en la Antigüedad y la Edad Media, momento en que la belleza de los objetos preciosos se rodeó de un aura mística, a la que el Renacimiento añadiría el conocimiento científico, basado en la observación de la naturaleza y las Artes, plasmado en los especímenes del mundo natural y las obras creadas por el Hombre. Por otra parte, las necesidades de ordenar estos tesoros, cada vez más importantes, dio lugar a su división temática, origen a su vez de las colecciones. Estas salieron de las torres y sótanos donde se custodiaban para ocupar salas expresamente destinadas a ellas, decoradas artísticamente, donde primaba, junto a lo más exquisito, lo más raro y extraño, testimonio de límites del conocimiento humano. Se denominaron estos lugares Wunderkammer, palabra alemana que se traduce por Cámaras de Maravillas, refiriéndose a su capacidad de asombrar al visitante, antecedentes de los gabinetes, sean de curiosidades, donde se exhibían los caprichos de su propietario o científicos, organizados para el estudio. Las divisiones principales e denominaron Naturalia, Artificialia y Mechanica, añadiendo Exótica, en referencia a lo procedente de tierras o culturas lejanas. Todo ello era patrimonio de una elite económica y cultural, que utilizaba unos códigos visuales restrictivos para presentarse ante sus iguales y otros más amplios para mostrar su posición privilegiada.
Estos códigos eran percibidos del gran público ( la cultura de la imagen no es privativa de nuestro tiempo) que veía en la posesión de lo extraordinario un elemento de prestigio social. Aun en la actualidad, cuando se disponen en vitrinas una serie de objetos artísticos en espera de su subasta, el visitante experimenta una sensación similar a la de los que conocieron las cámaras de maravillas, con la gran diferencia de que éstos contemplaban algo inalcanzable, mientras que ahora es factible hacerse con el objeto deseado, de forma que todo lo expuesto puede estar al alcance de la mano.
Obviamente, este tipo de visitante corresponde a personas formadas intelectualmente tanto en lo visual como en su significado, capaces, por tanto, de entender y apreciar los valores que poseen determinados objetos, lo que cobrará una intensidad proporcional a su nivel de conocimiento.
Así, el coleccionismo de la Edad Moderna precisa un juicio crítico suficiente ver más allá de la apariencia de las cosas, detectando su posible su contenido simbólico o alegórico, lo que puede conseguirse gracias al conocimiento de la emblemática y la iconología.
Dos ejemplos de obras clásicas que van más allá de lo que aparentan, pueden ilustrar esta afirmación: el tratado de Dioscórides Anazarbeo De materia medica. (c.40 – c.90). Aparentemente, es un repertorio obsoleto en muchas de sus afirmaciones pero, en realidad, se trata de un ejemplo de como, desde el siglo VI, sus conocimientos fueron empleados por diferentes culturas. Además, las ilustraciones que acompañan el más antiguo manuscrito conservado, hoy en Viena, determinaron la forma que nuestros antepasados tenían de ver la Naturaleza.
El segundo que proponemos es un libro colectivo, el “Theatro moral de la vida humana, en cien emblemas; con el enchiridion de Epicteto, &c. y la tabla de Cebes, philosofo platonico”, que incorpora la visión moral del filósofo estoico Epicteto y así como de la filosofía platónica. Es una obra clave para comprender el sentido moral de la cultura occidental. La edición se complementa con magníficos grabados emblemáticos de Otto Van Veen, conocido como Vaenius que, basados en la obra del poeta latino Horacio, simbolizan diversas actitudes humanas que se corresponden con los apartados del texto.

En definitiva, materias como la Emblemática y la Iconología, cuyas clases se imparten en la UNED, permiten percibir otra realidad en los gabinetes, transformándose en Cámaras de Maravillas del pensamiento

Cargando datos subasta ...

La puja se está enviando ...

X

Lote 1

Broche Isabelino a modo de flor con perla entre círculos de cintas onduladas de oro y esmalte con diamantes.

Precio de salida 850€