Home / SUBASTA OCTUBRE / ATRIBUÍDO A DIEGO VALENTÍN DÍAZ (Valladolid, 1586-1660), DIEGO VALENTÍN DÍAZ (Valladolid,1586-1660)Rosas, peonías, claveles, nardos, bella del día y otras flores en un jarrón de cristal sobre un pedestal de piedra,
Subasta streaming
694. DIEGO VALENTÍN DÍAZ (Valladolid,1586-1660)
Rosas, peonías, claveles, nardos, bella del día y otras flores en un jarrón de cristal sobre un pedestal de piedra
Categorias
PINTURA ANTIGUA

Precio salida

8.000 €

Introduzca aquí su puja máxima para cuando empiece la subasta.

Comparta este lote

Descripción del lote


DIEGO VALENTÍN DÍAZ (Valladolid,1586-1660)
Rosas, peonías, claveles, nardos, bella del día y otras flores en un jarrón de cristal sobre un pedestal de piedra

Óleo sobre lienzo. 70 x 53,5 cm.
 
Diego Valentía Díaz fue un pintor longevo y uno de los más destacados de la escuela vallisoletana en siglo XVII. Se formó junto a su padre Pedro Díaz Minaya. Su producción es abundante y contó con un importante taller. Hombre profundamente devoto, relacionado con el Santo Oficio, perteneció a numerosas cofradías locales y mantuvo buenas relaciones con los medios eclesiásticos, retratando a varios obispos de Valladolid. Fue un pintor erudito, mantuvo correspondencia con Francisco Pacheco y conoció a Velázquez. Preocupado por las normas iconográficos, poseyó una amplia biblioteca y gran colección de estampas que utilizó sin recato en sus propias obras.
 
García Chico, en el inventario de su taller en 1661, menciona “seis grabados de flores, de los cuales el más valiosos era una ‘xarra de flores original’ valorado en 100 reales. Entre sus 173 libros de grabados encuadernados se mencionaba un libro de 44 ‘estampas de flores’ valorado sólo en 8 maravedises cada uno” (1946, II, p. 77, nº 62-65; pág. 90, nº 70; citado en Peter Cherry, Arte y naturaleza. El bodegón español en el siglo de Oro, 1999, pág. 320, nota 35). Lo que nos hace pensar, que pintara un conjunto de floreros y bodegones, de los que se conservan escasísimos ejemplos.
 
Desde el punto de vista estilístico y compositivo se puede relacionar con los dos lienzos conservados en el Museo Diocesano y en el Catedralicio de Valladolid (Ver: Jesús Urrea Fernández, Enrique Valdivieso González: Pintura barroca vallisoletana. Universidad de Sevilla, 2017, pág. 244 y 245, fig. 140 y 141). En las tres obras, podemos apreciar la misma tipología del jarrón de cristal sobre un pedestal de piedra, con un mayor número de flores en la obra que presentamos.