Home / Subasta 25 y 26 de mayo de 2016 / ULPIANO CHECA Y SANZ (Colmenar de Oreja, Madrid, 1860-Dax, F
Subasta streaming
Finalizada
394. ULPIANO CHECA Y SANZ (Colmenar de Oreja, Madrid, 1860-Dax, F

VENDIDO

Comparta este lote

Descripción del lote


ULPIANO CHECA Y SANZ (Colmenar de Oreja, Madrid, 1860-Dax, F

Óleo sobre lienzo
38,5 x 64,2 cms.
Firmado y fechado áng. inf. izdo: U. Checa/1883.
Pintado en 1883.

Exposiciones:
Madrid, Museo Ulpiano Checa, 2006-2015 (en depósito), Catálogo general del Museo Ulpiano Checa, pág.125, cat. 93 (ilustrado en color).

Comienza su formación artística en 1873 en Madrid, en la Escuela de Artes y Oficios y continúa sus estudios, en 1876, en la Escuela Superior de Pintura de la Academia de Bellas Artes de San Fernando bajo las directrices de Federico de Madrazo, Alejandro Ferrant, Manuel Domínguez y Pablo Gonzalvo.
El año de nuestra obra, Checa está opositando por una plaza de pensionado en Roma, las pruebas comenzarían el 8 de noviembre de 1883. Nunca antes había estado tan nervioso, ni siquiera cuando ingresó en la Escuela de Artes y Oficios o en la Real Academia. Tuvo que pasar tres pruebas, pero, finalmente, lo consiguió y su nombramiento oficial se publicó el 10 de mayo de 1884. Ya en abril de 1884, con motivo de la exposición de los trabajos de los opositores para conseguir la plaza en Roma, en la revista Iberia se ensalzaba la figura de Checa y el firmante de los artículos llamado Tieppolo comenta:
“...Sr. Checa.-Grandioso. Se ve en este cuadro un verdadero artista; el genio del pintor se retrata en el lienzo: el espectador, por muy profano que sea en la materia, se siente atraído por un impulso interior y no tiene miradas mas que para este artista, que viene a ser el reflejo fiel de los grandes maestros: en él se puede admirar a Fortuny, Pradilla, Casado y otros ciento” “no es un joven que empieza y desea estudiar, sino de un maestro que termina”.
Nuestro lienzo, de este periodo de formación, es un ejemplo magnífico del talento pictórico de Checa y de sus influencias de los grandes maestros como Fortuny. Con la técnica del detalle, nos presenta a una caballería que bajo unos soportales disfrutan de su descanso. La escena se enriquece con un marco incomparable como es la ciudad de Toledo, destacando su arquitectura mudéjar que queda representado por el abside y el campanario y con el colorido que nos ofrece mediante la vegetación que ocupa la parte derecha e izquierda de la composición, respectivamente, toda ella bañada por la luz del sol.



Lotes relacionados