Home / Subasta 25 y 26 de mayo de 2016 / JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Sa
Subasta streaming
Finalizada
399. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Sa

VENDIDO

Comparta este lote

Descripción del lote


JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Sa

Óleo sobre lienzo
80 x 52 cms.
Firmado y fechado áng. sup. dcho: J. Sorolla / 1891.
Pintado en 1891.

Procedencia:
Encargado al autor por los señores Fabregat, que pagaron por el cuadro, en dicho año, 250 pesetas (Nota del cuaderno familiar de Sorolla DA/460).
Sr. Pons Sorolla en 1960.
Colección particular.

Exposiciones:
Madrid 1963 nº 8 (I Centenario del Nacimiento de Sorolla en el Casón del Buen Retiro).

Bibliografía:
Pantorba, Bernardo, La vida y la obra de Joaquín Sorolla, Madrid, 1970, Gráficas Monteverde, Madrid, nº 1246.
Gª Gutiérrez, Fernando: San Francisco Javier. En el arte de España y Oriente, 2005, fig. 145, p. 146.
Blanca Pons-Sorolla y Victor Lorente Sorolla: Epistolarios de Joaquín Sorolla.  III Correspondencia con Clotilde García del Castillo, Anthropos, Barcelona, 2009, carta 19, 6 febrero 1891, p. 38.


Presentamos este lienzo con la imagen de San Francisco Javier, patrón de Navarra, realizada por Joaquín Sorolla en 1891. Es una de las pocas obras de temática religiosa que el pintor realizará durante toda su prolifera carrera . Nos encontramos en su período de formación ya instalado desde 1890 en Madrid, el pintor vive en una casa-estudio que alquila en la Plaza del Progreso, y donde comienza a trabajar para consolidarse como pintor internacional. Cree que viviendo en Madrid es la única manera de conseguirlo y el año de nuestra obra trabaja, fundamentalmente, en la Exposición que se celebrará en Berlín.
Nuestra obra es un ejemplo perfecto para ver las influencias de Velázquez que le acompañarán durante toda su carrera. Desde su primer viaje a Madrid lo descubre en el Museo del Prado, en 1881, y se convierte en su más fiel admirador. Velázquez le guiará en el estudio de la luz y en la pincelada larga. Sobre un fondo oscuro, al gusto de los maestros de la pintura del Siglo XVII, Sorolla nos resalta la figura iluminada desde arriba de San Francisco Javier destacando el rostro y las manos. El pintor nos lo presenta en un retrato de medio cuerpo ocupando casi todo el lienzo dándole rotundidad a su presencia. Aparece representado con un alba y una estola en color rojo, sostiene un crucifijo en una mano que se y la otra hacia arriba que junto con su mirada hacia arriba nos muestra la personalidad del personaje como religioso y su entrega a dios.
Sorolla escribe a Clotilde desde Madrid el 6 de febrero de 1891 y le comenta el encargo de esta obra: “ Hoy me encargan un San Francisco pequeño, o sea media figura, más pequeña que el tamaño natural. Lo he tomado pues siempre 50 duros vienen bien y puedo ganarlos en pocos días...”.
Existen dos dibujos de estudio para la obra que ofrecemos en el Museo Sorolla (fig. 1 y 2). Ambos en un único papel (anverso y reverso con nº de inventario 12241) donde Sorolla representa con carboncillo y pluma a San Francisco Javier.




Lotes relacionados