Home / SUBASTA DE JUNIO DE 2021 / BENITO ESPINÓS (Valencia, 1748- 1818)Florero de rosas, lirios, anémonas y otras florecillas sobre una piedra en un paisaje,
Subasta streaming
975. BENITO ESPINÓS (Valencia, 1748- 1818)
Florero de rosas, lirios, anémonas y otras florecillas sobre una piedra en un paisaje
Categorias
PINTURA ANTIGUA

Precio salida

15.000 €

Introduzca aquí su puja máxima para cuando empiece la subasta.

Comparta este lote

Descripción del lote


BENITO ESPINÓS (Valencia, 1748- 1818)
Florero de rosas, lirios, anémonas y otras florecillas sobre una piedra en un paisaje

Óleo sobre tabla. 29 x 28,5 cm.
En el reverso con etiqueta de la Sociedad de Amigos del Arte, Exposición de Floreros y Bodegones en la Pintura Española de 1935, nº 150.
 
PROCEDENCIA:
Antigua colección de los Marqueses de Moret.
Por descendencia a los actuales propietarios.
 
BIBLIOGRAFÍA:
CAVESTANY, Julio: "Floreros y Bodegones en la Pintura Española". Madrid, 1936- 40, pág. 102 y 169, nº 150.
SÁNCHEZ LÓPEZ, Andrés: "Floreros y Bodegones en la Pintura Española". Madrid, 2006, pág. 502 (como obra no localizada pero documentada).
 
Benito Espinós, fue el pintor más sobresaliente de toda la pintura de flores valenciana de la segunda mitad del siglo XVIII. Se formó junto a su padre José Espinós, pintor y grabador de láminas. Estudio en la Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia. En 1783, fue premiado por la Academia de San Carlos por el diseño para una colcha, encargo de Carlos III. En 1784, fue nombrado primer director de la Escuela de Flores y Ornatos donde permaneció hasta 1814-15, año que pudio su jubilación por enfermedad. Realizó varios viajes a Madrid, en 1788 y 1802, y regaló a Carlos IV cinco pinturas de tema floral.
 
Obra expuesta en la exposición de floreros y bodegones de 1936, y conservada hasta ahora en una colección particular. Es, sin duda, un estudio de flores de delicada factura, dispuesto sobre un fondo de paisaje con una composición equilibrada. Con una pincelada suelta y un magnifico juego lumínico el pintor va disponiendo las distintas flores: rosas, lirios, anémonas…Son habituales en la producción de Espinós, los estudios de flores realizados al óleo que pudieron servir para el estudio de flores de sus discípulos en las que el pintor nos transmite toda la frescura y la inmediatez en la ejecución como si se tratara de una instantánea tomada directamente del natural.