Home / SUBASTA MARZO 2022 / JOSÉ DE IBARRA (Guadalajara, 1688 -México, 1756)Retrato de don Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta, clérigo, canónigo, arzobispo de México (1730- 1747) y virrey de México (1734- 1740),
Subasta streaming
Finalizada
851. JOSÉ DE IBARRA (Guadalajara, 1688 -México, 1756)
Retrato de don Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta, clérigo, canónigo, arzobispo de México (1730- 1747) y virrey de México (1734- 1740)
Categorias
PINTURA ANTIGUA

VENDIDO POR

70.000 €

Comparta este lote

Descripción del lote


JOSÉ DE IBARRA (Guadalajara, 1688 -México, 1756)
Retrato de don Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta, clérigo, canónigo, arzobispo de México (1730- 1747) y virrey de México (1734- 1740)

Óleo sobre lienzo. 215 x 133,5 cm.
Firmado: "Josephus ab Ibarra fact."
Inscrito: “El Illus.mo y el Ex.mo Sr Dr. Dn. JOAN ANTONIO DE VIZARRON Y EGUIARRETA Canonigo Dignidad dela Santa Iglesia Metropolitana Patriarchal de Sevilla Sumiller de Cortina de Su Magestad: desu Consejo, Arzobispo de Mexico, Virrey y Governador y Capitan general de esta Nueva España y Presidente de la Real Audiencia y Chantilleria que en ella reside”.
 
PROCEDENCIA:
Colección particular española.
 
BIBLIOGRAFÍA DE REFERENCIA:
- Paula Renata Mues Orts, "El pintor novohispano José de Ibarra: imágenes retóricas y discursos pintados". Tesis. Universidad Autónoma de México. México, 2009, páginas 184-266, capítulo III, lám. 24 y 25.
- Fernando Rodríguez de la Torres, "Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta", Real Academia de la Historia (Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta | Real Academia de la Historia (rah.es).
 
Don Juan Antonio de Vizarrón y Eguarreta, nació en el Puerto de Santa María. Hijo de Pablo Vizarrón Alzuela, caballero de Alcántara y Ana Eguiarreta. Realizó sus estudios en el colegio de San Clemente en Roma. Fue capellán de la iglesia prioral del Puerto de Santa María, canónigo de la Catedral de Cuenca, y desempeño los cargos de arcediano titular de la iglesia patriarcal de Sevilla. El rey Felipe V, visitó el Puerto de Santa María, en 1729, se alojó en la “casa de los Vizarrones” y nombró a Juan Antonio Vizarrón “sumillier de cortina”. Por intercesión del rey, fue elegido en 1730 para ocupar la mitra de México. No recibió la bula de su nombramiento hasta 1731. Construyó el Palacio Arzobispal y una casa de verano para los arzobispos. Fue muy devoto a la Virgen de Guadalupe y empleo grandes sumas en la restauración de la basílica de México, y con motivo de la gran epidemia de “matlazahuatl”, proclamó oficialmente a la Virgen de Guadalupe Patrona de México (1737) y de toda Nueva España (1740). En 1734, con el fallecimiento del virrey Juan Acuña, marqués de Casafuerte, Vizarrón fue nombrado Virrey de México, gobernando durante seis años. Reformó la Real Audiencia. Aprobó un nuevo Reglamento de Salas Civiles y Criminales. Incrementó las tropas de las guarniciones. Fortificó los llamados “presidios”. Aumentó el real servicio de la Marina con quince nuevos buques y regaló una urca, La Vizarrona. Fomentó la minería, y hasta hubo un gran descubrimiento de plata nativa en Sorona. Falleció el 25 de enero de 1747, tras una larga enfermedad y fue enterrado en la Catedral de México.
 
José de Ibarra se convirtió en el retratista oficial de su Excelentísima Ilustrísima, al que retrató en diversas ocasiones. La obra que presentamos, firmada, probablemente fuera concebida para adornar la sala de retratos del Virrey. Sobre un interior adornado con un cortinaje rojo y una ventana grisácea con pequeños vidrios biselados, el pintor, nos sitúa la figura de cuerpo entero de Vizarrón. Porta hábito sacerdotal, capa azul sobre el alba y de su cuello pende un crucifijo que toca con su mano izquierda. La derecha apoya en un bastón de mando. Detrás una mesa sobre la que descansa la mitra de obispo, un libro y un tintero. Arriba a la izquierda el escudo heráldico y abajo a la izquierda una leyenda explicativa con el nombre, títulos y méritos del retratado. Ibarra supo captar de manera inigualable la fisionomía del Virrey y su penetración psicológica. Su mirada regia y atenta al espectador nos muestra la cercanía que hubo entre el pintor y el retratado poco frecuente en los retratos oficiales.
 
Se conservan otros dos retratos de cuerpo entero con variaciones pintados por Ibarra; uno firmado en la catedral Metropolitana de la Ciudad de México (No. Inv:BS. 12), procedente del Seminario Tridentino y otro en la colección del Museo Nacional del Virreinato Tepotzotlán (No. Inv. 10-13652; No. Cat. Pl/0812), proveniente del antiguo Colegio de Propaganda Fide de San Fernando, que no ostenta firma.



Lotes relacionados