Home / SUBASTA JUNIO 2022 / JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923) , JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)Flamenca con traje rojo,
Subasta streaming
Finalizada
1074. JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)
Flamenca con traje rojo

VENDIDO POR

45.000 €

Comparta este lote

Descripción del lote


JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA (Valencia, 1863 - Madrid, 1923)
Flamenca con traje rojo

Aguada sobre cartón
105 x 75 cm
Pintada en el otoño de 1914 o posterior.
 
PROCEDENCIA:
Testamentaria de Sorolla, serie K con nº de inventario 12 y adjudicada a su hija Elena Sorolla.
Colección particular.
 
BIBLIOGRAFÍA:
B. Pantorba, La vida y la obra de Joaquín Sorolla. Estudio biográfico y crítico, Ed. Mayfe, 1953, pág. 160, nº858.
 
Con certificado de Francisco Pons-Sorolla emitido el 25 de junio de 1984.
 
En 1911, Archer Milton Huntington, fundador de la Hispanic Society, le encargó los lienzos, Visión de España, para una nueva galería que tenía pensado construir en el ala oeste del edificio principal. Por este motivo, Sorolla se vio obligado a viajar por todas las regiones de España para captar su visión más personal. Nuestra obra pintada hacía 1914, nos situa a Sorolla en Sevilla donde disfrutó especialmente, se enamoró de la ciudad. Tras pasar dos meses en Madrid, el 3 de marzo viaja a la capital andaluza para pintar el panel que titula Los nazarenos y permanece hasta mayo, con algún viaje a Madrid para ver s su familia. En octubre vuelve para pintar el panel que titula El encierro, en la finca "La Tabladilla", a las afueras de la ciudad, terminándolo el 12 de diciembre y celebrando en Sevilla las Navidades con sus hijos Joaquín y Elena.
En Sevilla enseguida se reunen con él sus amigos de siempre, Andrés Parladé y los hermanos Bilbao y Benigno de la Vega Inclán con el que disfruta de largos paseos por el Alcázar. No es fácil para Sorolla conseguir modelos para su cuadro El baile (la Cruz de mayo) y así se se lo cuenta a Clotilde por carta "difícil fue encontrar mantones, pero preveo que los modelos no son tan fáciles como creí, todos se prestan para todo, menos para pintar (es el colmo)". Comienza su obra sin apenas hacer estudios, aunque si existen dos bocetos. Nuestra obra presenta a una flamenca de perfil, con el pelo recogido y flor, vestida con traje rojo de lunares, envuelta en un amplio rojo que destaca su silueta y en posición de baile.Nuestra flamenca en primer plano y centrada contrasta con el fondo creando una sensación de espacio. La gruesa pincelada, rápida, inconfundible y llena de color que utiliza nos enseña esa gran capacidad de Sorolla por captar ese momento fugaz que nos quiere mostrar.