Home / SUBASTA JUNIO 2022 / ATRIBUIDO A GONZALO COQUES (Amberes, 1614/1618-1684)Monsieur de Fermenery y familia sobre un paisaje,
Subasta streaming
Finalizada
995. ATRIBUIDO A GONZALO COQUES (Amberes, 1614/1618-1684)
Monsieur de Fermenery y familia sobre un paisaje
Categorias
PINTURA ANTIGUA

NO VENDIDO

Comparta este lote

Descripción del lote


ATRIBUIDO A GONZALO COQUES (Amberes, 1614/1618-1684)
Monsieur de Fermenery y familia sobre un paisaje

Óleo sobre lienzo. 107,5 x 137 cm.
En el marco con chapa inscrita: “M. de Fermenery & family, Director of the Dutch East India Coy and Mayor of Dort, 1666, Gillis Tilborch, le jeune, circa 1625- 1678”.
En el reverso con etiqueta de la Sala Parés, con número de registro “20718”, autor: Gillis Van Tilborch, Título: paisaje con figuras; etiqueta Sit Transportes Internacionales S. A, otro restos de etiqueta.
En el reverso inscrito a tiza “29”.
 
Obra anteriormente atribuida a Gillis Van Tilborch el joven, c. 1625- 1678.
 
Gonzalo Coques fue uno de los pintores flamencos principales y destacó no sólo como pintor de retratos de pequeño formato, sino también por los retratos de familias y cuadros de historia. Por su proximidad artística con Van Dyck, con el que colaboró entre 1629- 1632 y 1634- 1635, fue conocido como “el pequeño Van Dyck”. Maestro del Gremio de San Lucas en 1640. En 1671, fue nombrado pintor de corte de Juan Dominico de Zuñiga y Fonseca, gobernador de los Países Bajos. Trabajó para la rica burguesía de Amberes y recibió encargos de Juan de Austria el Joven, Federico Guillermo, elector de Brandeburgo, Federico Enrique, príncipe de Orange.
 
Sobre un fondo de paisaje el pintor nos sitúa a la familia Fermenery. Como podemos leer en la chapa del marco de la obra, así como en una referencia localizada en The connoisseur: an illustrated magazine for collectors, Fermenery, fue presidente de la Dutch East Indian Company y alcalde de Dort, que jugó un papel fundamental en la importación de objetos preciosos a Europa, como porcelanas finas y trabajos en laca. La jerarquía familiar, está claramente escenificada por los gestos y las miradas de los representados en los que Coques ahonda en el carácter y en las relaciones entre ellos. Introduce en la escena símbolos y elementos anecdóticos como una cesta, rosa, unas manzanas, un perro dotando a la escena de un aire más informal. Visten según la moda del momento. El padre, serio con mirada dirigida al espectador, apoya su mano izquierda sobre uno de sus hijas que juega con su madre. Su esposa e hijas, todos ellos vestidos a la moda, dirigen su mirada a un personaje con camisa roja que parece alejarse de la escena.
 
A comparar con otros retratos de familia de Gonzalo Coques conservados en la National Gallery de Londres, y en la colección Wallace.