vista
Filtros+
Categorías+
VENDIDO
752. MAESTRO DE PABLO Y BARNABÁS (Escuela flamenca, siglo XVI)Crucifixión

Óleo sobre tabla.
72 x 53 cm.
 
PROCEDENCIA:
Importante colección particular española.
 
BIBLOGRAFÍA:
Ana Diéguez Rodríguez, "Una crucifixión del Maestro de Pablo y Barnabás en las Descalzas Reales",  Reales Sitios: Revista del Patrimonio Nacional, 2014, Nº 199, pp. 76-80.
 
Ana Diéguez Rodríguez, "Dos nuevas pinturas del Maestro de Pablo y Barnabás en España",  Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar (BMICAZ), 107, 2011, pp. 61-76, fig. 2.
 
La tabla que presentamos hasta ahora conservada en una importante colección española, fue dada a conocer por Ana Diéguez en su artículo “Dos nuevas pinturas del Maestro de Pablo y Barnabás en España” y, es sin duda, una interesante aportación a la producción artística del pintor. Maestro flamenco de mediados del siglo XVI formado con Pieter Coeck, Pieter Aertsen, Jan Mandijn y Jan Van Hemessen con los que colaboró en algunas de sus composiciones.
 
Con una técnica cuidada de suaves pinceladas y una composición organizada de fuerte dinamismo, el Maestro desarrolla la dramática escena de la Crucifixión, inmortalizando el momento de la Quinta Angustia de María que San Juan refiere en estas palabras “Junto a la Cruz de Jesús, permanecía de pie su Madre” (Jn 19, 25). En un entorno urbano, la Jerusalén celeste, el pintor dispone en un primer plano la figura de Cristo crucificado con una acusada diagonal. A la izquierda el grupo de la Virgen y San Juan mientras que la Magdalena llora a los pies de Cristo. A la derecha un grupo de soldados romanos, uno en un caballo en corveta y una lanza en la mano, y un grupo de hebreos característicamente vestidos se alejan después de haber presenciado el suceso. Los dos ladrones dispuestos en diagonal oblicua a la figura de Cristo cierran la composición.
 
Las reminiscencias flamencas quedan patentes en las sutiles veladuras del paisaje y revelan la calidad del trabajo del Maestro. Con una pincelada de toques fluidos y nerviosos en el que el colorido prima sobre la línea va definiendo los contornos de las figuras de canon alargado, cabezas pequeñas y gráciles, poses dinámicas y expresivos movimientos, y se define el estilo más depurado de este pintor. Podemos establecer una relación en el modelo de San Juan Bautista, imberbe, con cabello ondulado y peinado hacia atrás con el rostro repetido del San Juan del Juicio Final del Tríptico de Rockox de la iglesia de Santiago de Amberes y el Tríptico de San Sebastián del Petit Palais de París.
 
Otra crucifixión del Maestro de Pablo y Barnabás, se conserva en el Monasterio de las Descalzas Reales (Ver: Ana Diéguez Rodríguez, "Una crucifixión del Maestro de Pablo y Barnabás en las Descalzas Reales", Reales Sitios, Nº 199, fig. 1).
 
 
 

Precio salida

25.000 €

VENDIDO POR

27.500 €
VENDIDO
752. MAESTRO DE PABLO Y BARNABÁS (Escuela flamenca, siglo XVI)Crucifixión

Óleo sobre tabla.
72 x 53 cm.
 
PROCEDENCIA:
Importante colección particular española.
 
BIBLOGRAFÍA:
Ana Diéguez Rodríguez, "Una crucifixión del Maestro de Pablo y Barnabás en las Descalzas Reales",  Reales Sitios: Revista del Patrimonio Nacional, 2014, Nº 199, pp. 76-80.
 
Ana Diéguez Rodríguez, "Dos nuevas pinturas del Maestro de Pablo y Barnabás en España",  Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar (BMICAZ), 107, 2011, pp. 61-76, fig. 2.
 
La tabla que presentamos hasta ahora conservada en una importante colección española, fue dada a conocer por Ana Diéguez en su artículo “Dos nuevas pinturas del Maestro de Pablo y Barnabás en España” y, es sin duda, una interesante aportación a la producción artística del pintor. Maestro flamenco de mediados del siglo XVI formado con Pieter Coeck, Pieter Aertsen, Jan Mandijn y Jan Van Hemessen con los que colaboró en algunas de sus composiciones.
 
Con una técnica cuidada de suaves pinceladas y una composición organizada de fuerte dinamismo, el Maestro desarrolla la dramática escena de la Crucifixión, inmortalizando el momento de la Quinta Angustia de María que San Juan refiere en estas palabras “Junto a la Cruz de Jesús, permanecía de pie su Madre” (Jn 19, 25). En un entorno urbano, la Jerusalén celeste, el pintor dispone en un primer plano la figura de Cristo crucificado con una acusada diagonal. A la izquierda el grupo de la Virgen y San Juan mientras que la Magdalena llora a los pies de Cristo. A la derecha un grupo de soldados romanos, uno en un caballo en corveta y una lanza en la mano, y un grupo de hebreos característicamente vestidos se alejan después de haber presenciado el suceso. Los dos ladrones dispuestos en diagonal oblicua a la figura de Cristo cierran la composición.
 
Las reminiscencias flamencas quedan patentes en las sutiles veladuras del paisaje y revelan la calidad del trabajo del Maestro. Con una pincelada de toques fluidos y nerviosos en el que el colorido prima sobre la línea va definiendo los contornos de las figuras de canon alargado, cabezas pequeñas y gráciles, poses dinámicas y expresivos movimientos, y se define el estilo más depurado de este pintor. Podemos establecer una relación en el modelo de San Juan Bautista, imberbe, con cabello ondulado y peinado hacia atrás con el rostro repetido del San Juan del Juicio Final del Tríptico de Rockox de la iglesia de Santiago de Amberes y el Tríptico de San Sebastián del Petit Palais de París.
 
Otra crucifixión del Maestro de Pablo y Barnabás, se conserva en el Monasterio de las Descalzas Reales (Ver: Ana Diéguez Rodríguez, "Una crucifixión del Maestro de Pablo y Barnabás en las Descalzas Reales", Reales Sitios, Nº 199, fig. 1).
 
 
 

Precio salida: 25.000 €

VENDIDO POR: 27.500 €

VENDIDO
753. MAESTRO DE LOS LUNA (Pintor activo en Castilla entre 1480 y 1500)Cristo Varón de Dolores flanqueado por dos ángeles y por los santos Pedro y Pablo

Óleo sobre tabla.
53 x 123 cm.
 
BIBLIOGRAFÍA
Ruiz Quesada, Francesc: "La pintura hispano- flamenca. Bartolomé Bermejo y su época". Museu Nacional d'Art de Catalunya : Museo de Bellas Artes de Bilbao, 2003, pág. 376.
 
Pintor activo en Castilla entre 1480 y 1500, perteneciente a la escuela hispano- flamenca castellana, dentro del foco Toledano. Identificado tradicionalmente como uno de los pintores que intervino en el retablo titular de la capilla de Santiago de la catedral de Toledo; encargo de la hija de Don Álvaro de Luna. Gudiol identificó al artista como Juan Rodríguez de Segovia, calificado por Post como Maestro de los Luna.
 
La tabla que presentamos, formaría parte de la predela central de un retablo, mencionada en el catálogo de Francesc Ruiz Quesada, “La pintura hispano- flamenca. Bartolomé Bermejo y su época”, pág. 376, y procedente de la antigua colección Gorostiza de Bilbao.
 
Sobre un fondo de brocado simulando un tejido, cuidadosamente resuelto en pan de oro y ricamente gofrado, emerge la figura de Cristo flanqueado por dos ángeles de cuidadosa factura sus alas y los Santos Pedro y Pablo. Son propias del estilo del Maestro los rasgos un tanto perfilados de los rostros de nariz redondeada, los párpados definidos y los labios carnosos, así como la forma tan peculiar de resolver los nimbos de caracteres árabes probablemente carentes de significado (rasgo que podemos encontrar en el San Antonio de Padua conservado en el Museo de Bellas Artes de Bilbao). De influencia hispano flamenca es la forma de resolver los pliegues de los personajes un tanto tubulares y rectos.

Precio salida

25.000 €

VENDIDO POR

25.000 €
VENDIDO
753. MAESTRO DE LOS LUNA (Pintor activo en Castilla entre 1480 y 1500)Cristo Varón de Dolores flanqueado por dos ángeles y por los santos Pedro y Pablo

Óleo sobre tabla.
53 x 123 cm.
 
BIBLIOGRAFÍA
Ruiz Quesada, Francesc: "La pintura hispano- flamenca. Bartolomé Bermejo y su época". Museu Nacional d'Art de Catalunya : Museo de Bellas Artes de Bilbao, 2003, pág. 376.
 
Pintor activo en Castilla entre 1480 y 1500, perteneciente a la escuela hispano- flamenca castellana, dentro del foco Toledano. Identificado tradicionalmente como uno de los pintores que intervino en el retablo titular de la capilla de Santiago de la catedral de Toledo; encargo de la hija de Don Álvaro de Luna. Gudiol identificó al artista como Juan Rodríguez de Segovia, calificado por Post como Maestro de los Luna.
 
La tabla que presentamos, formaría parte de la predela central de un retablo, mencionada en el catálogo de Francesc Ruiz Quesada, “La pintura hispano- flamenca. Bartolomé Bermejo y su época”, pág. 376, y procedente de la antigua colección Gorostiza de Bilbao.
 
Sobre un fondo de brocado simulando un tejido, cuidadosamente resuelto en pan de oro y ricamente gofrado, emerge la figura de Cristo flanqueado por dos ángeles de cuidadosa factura sus alas y los Santos Pedro y Pablo. Son propias del estilo del Maestro los rasgos un tanto perfilados de los rostros de nariz redondeada, los párpados definidos y los labios carnosos, así como la forma tan peculiar de resolver los nimbos de caracteres árabes probablemente carentes de significado (rasgo que podemos encontrar en el San Antonio de Padua conservado en el Museo de Bellas Artes de Bilbao). De influencia hispano flamenca es la forma de resolver los pliegues de los personajes un tanto tubulares y rectos.

Precio salida: 25.000 €

VENDIDO POR: 25.000 €